Desde hace mucho tiempo, estoy muy interesada en las medicina orientales, entre ellas, la Medicina Tradicional China (MTC de ahora en adelante). Puesto que hace muchos años que se utiliza de modo eficaz y que tiene en cuenta otra visión de la persona (que considero más acorde a nuestra naturaleza), me parece una buena herramienta a utilizar sola o junto a la medicina occidental. No me parece que deban excluirse la una a la otra.

Leyendo sobre ella estos días, quiero compartir con vosotras lo siguiente:

Leía sobre el INVIERNO y su CUALIDAD DE ALMACENAMIENTO, RECOGIMIENTO. Según la MTC, para unificarnos con el invierno es necesario volvernos más receptivas e introspectivas. Se cons

idera, esta estación, una época de descanso, meditación profunda, enfoque hacia nuestra esencia espiritual, nuestra intuición y de cuidado y conservación de nuestra energía física (a veces se refleja en un aumento de peso durante las estaciones de frío, ¿cierto?).

Me han parecido interesantes estos adjetivos para el invierno, ya que son adjetivos que podemos utilizarlos para definir la fase de la MENSTRUACIÓN. Dime sino ¿te apetece recogimiento durante esta fase? Y si, esta fase es análoga al INVIERNO. Es nuestra «hibernación», la menstruación. Así como otros animales que hibernan (hibernar se define como “estar, un ser vivo, en estado letárgico” https://es.thefreedictionary.com/hibernar o, también, en la RAE: “en animales, tanto vertebrados como invertebrados, sueño invernal”. https://dle.rae.es/?id=KISuja4)

¿No te parece poético y que define muy bien el sentir durante la menstruación? Igual no pasa a cada menstruación, ya que nuestras sensaciones a cada ciclo y fase son cambiantes, pero si el sentir general de esta fase. Nuestra energía viene bajando, igual que nuestro ritmo interno, des de la fase previa del ciclo (fase premenstrual o fase lútea), así como pasa cuando empieza y durante el otoño. La menstruación nos conecta con nuestra esencia y provoca la necesidad de descansar y estar presente. Se considera una fase reflexiva que, aunque se contabilice como el inicio del ciclo menstrual, se asemeja más al final de un ciclo: donde paras, reflexionas, conectas contigo misma y lo que es importante para ti; evalúas y te desprendes de lo que no es necesario en este momento, ahora mismo (tu endometrio se desprende también, tu cuerpo deja ir el tejido endometrial para preparase para un ciclo nuevo). “Dejar ir” también conlleva un pequeño duelo. ¿No sientes así mismo el invierno? Mira los árboles, ¿qué hacen durante otoño-invierno? Se desprenden de sus hojas, también. Me parece una analogía preciosa de distintos procesos de la naturaleza.

Añadir que en el libro de “Luna Roja” de Miranda Gray, nos explica sobre los arquetipos de las fases del ciclo. En el caso de la menstruación, que coincide con la energía de la luna nueva (energía de introspección y recogimiento, otra vez. Otra analogía preciosa), el arquetipo que le corresponde es el de “Bruja Negra”: la cual encarna a la mujer que retira sus energías físicas del mundo terrenal para centrar su conciencia en el mundo espiritual. ¿Identificas en ti estas cualidades durante la fase de la menstruación? ¿Y durante el invierno? ¿Y cuándo hay luna nueva? Estoy segura lo puedes sentir si enfocas tu atención hacia ti misma.

Y todo esto venía pensando mientras leía sobre el invierno según la MTC. Y deseaba compartir con vosotras estos pensamientos.

Para finalizar, quiero añadir algo más: sobre la relación de la MTC con los órganos internos y las estaciones. La MTC nos explica que son los RIÑONES los órganos más afectados durante el invierno. Los riñones se relacionan con el oír y el escuchar bien. Según los médicos chinos, la capacidad de escuchar claramente crece en los meses de frío. Eso me lleva a pensar en un EJERCICIO que propongo muchas veces a las personas que acuden a mí para acompañarlas: consiste en ESCUCHAR EL SONIDO DE LOS ALIMENTOS (cuando los cocinas y, sobretodo, cuando los comes). Para mí, el objetivo es estar presente en el proceso de tu alimentación pero si le añadimos los principios de la MTC, estamos, además, cuidando de nuestros riñones.

Nos sugiere la MTC, para cuidar nuestros riñones, alimentos como: granos integrales, frutos secos y semillas variadas; sopas calientes y espesas, las verduras de color verde cocidas al vapor (cocciones para calentar el cuerpo, necesario tanto en invierno como en otoño: cocciones lentas, a temperaturas bajas y con poca agua).

No te digo nada que no sepas, ¿cierto? Sino fíjate qué te pide tu cuerpo durante los meses de frío. Apetecen alimentos calientes y que proporcionen sensación de plenitud. La ensalada cuesta un montón de comer, ¿cierto? Para no perder nutrientes y proporcionar calor al cuerpo puedes: escaldar (hervir 2-3 minutos) las verduras, cocinarlas al papillote, o bien utilizar el caldo de las verduras hervidas para cocinar cremas vegetales.

También nos cuenta la MTC que los alimentos SALADOS y AMARGOS son apropiados para esta estación, ya que se considera que tienen cualidad de concentración para aumentar nuestra capacidad de recogimiento. Aun así, no hay que abusar de la sal y, además, mejor que no sea refinada.

Los alimentos amargos que encontramos en otoño-invierno son: escarola, endivia, nabo, apio, alfalfa, crucíferas (toda la familia de las coles), entre otros. Que sabiduría existe en la naturaleza, ¿verdad? Y qué mirada y escucha activa pone la MTC a sus procesos.

Alimentos salados: miso, algas marinas (¡hay que vigilar la procedencia así como la cantidad de yodo que contiene! Si provienen de aguas contaminadas, estarás ingiriendo estos tóxicos. Y el yodo en exceso puede conllevar problemas de salud), mijo, cebada, entre otros.

Si nuestras abuelas ya sabían todo esto, ¿no crees? Los «caldos de las abuelas», con las verduras de temporada del huerto, la patata y los huesos y carne; que dejaban cocer largas horas a fuego lento. Y, de hecho, todas nosotras lo sabemos a modo intuitivo, si escuchamos nuestro cuerpo… no hay secreto para él…

¡¡Si te ha gustado, te invito a compartir en redes sociales!!

Y, como siempre, si te apetece compartir tu sentir: eulalia@espaili.com, Facebook Espai Li e Instagram @eulaliaespaili

¡¡¡¡Me encantará leerte!!!!

Pin It on Pinterest