Espai Li ofrece recursos y aprendizaje sobre alimentación y medicina integrativa para distintas etapas en la vida de la mujer. Después de reflexionar sobre dónde empezar, qué etapas… la decisión fue empezar de los 0 a los 3 años.

Esta es una reflexión sobre la alimentación en este momento en la vida de una niña.

¿Sabías que la OMS recomienda leche materna exclusiva hasta los 6 meses de edadA partir de estos, recomienda la introducción de la alimentación complementariaa modo de “alimentos adecuados e inocuos” (nutricionalmente hablando)(1).

Como bien dice su nombre, es complementaria a la lactancia materna, la cual (según la OMS) es positivo que dure hasta los dos años como mínimo.

Existe evidencia científica que demuestra la importancia, tanto a nivel de salud a corto y a largo plazo, como para el desarrollo psíquico y físico de la niña/del niño; a destacar también que se han demostrado beneficios para las mujeres que dan pecho (2).

Hay distintas opiniones y valoraciones sobre las calorías que es necesario aportar a los bebés cuando empiezan la alimentación complementaria; así como sobre la forma de esta: papilla vs trozos, BLW (Baby Led Weaning).

Mi opinión, basada en mis conocimientos académicos, mi práctica profesional y en mi experiencia como madre, me dice que, hasta los dos años aproximadamente, si ves que tu hijo/hija crece, se desarrolla a nivel físico y psíquico y lo/la ves feliz, ¡no te preocupes por las calorías! De hecho, esta es mi opinión para la gran mayoría de tipos de alimentación o dietas: mejor gasta tu tiempo en conocer la calidad de los alimentos (qué aportan al organismo) que no en las calorías. Me parece, sin duda, mucho más importante (¡ojo! Hablo de alimentación para personas SIN patologías! Este es otro tema, que no trato aquí).

Puedes dar las 300Kcal diarias que recomienda la OMS para un bebé de 9-12 meses, pero ¿a través de qué tipo de alimentos? Le ofrecerás sólo cereales, ¿por ejemplo? ¿Además serán cereales refinados? ¿O será a través, en su mayoría, de pasta de trigo? ¿Sabes las consecuencias de este tipo de alimentación a largo y corto plazo? Es relevante mirar qué aporta, a nivel nutricional, cada alimento, y además, hoy en día, es difícil encontrarlos que sean realmente nutritivos.

Plato de Harvard.
Fuentehttps://www.flickr.com/photos/agirregabiria/24282573100

No está de más tener una orientación sobre cantidades aproximadas de los diferentes grupos de alimentos (hidratos de carbono, proteínas, lípidos, minerales, vitaminas). Sin obsesionarse. Hay formas genéricas de saber, aproximadamente, estas medidas; no es necesario un número exacto. Por ejemplo, me viene el recuerdo del “plato de comida saludable” o “plato de Harvard”, creado por la Harvard University (3).

Inciso: este “plato” me trasporta a la pirámide nutricional y la noticia que salió a la luz en 2016 sobre la industria azucarera; ésta, en los años 50-60, pagó a investigadores de Harvard para que presentaran diversos estudios demostrando que el azúcar no estaba implicado en las patologías cardiovasculares y que demostrara que las implicadas eran las grasas (4).

¿Para qué este inciso? Porqué me parece importantísimo ser crítica y dudar de cualquier información; buscar distintas opiniones y saber de dónde provienen, y sobretodo quien paga estos estudios  De esta forma, puedes escoger y/o crear tu propia opinión, la que va acorde a ti.

Y volviendo al tema de tener una idea aproximada sobre las medidas de cada grupo de alimentos, ten en cuenta que, según qué tipo de dieta (mediterránea, macrobiótica, vegana, raw, paleo…) estas medidas varían. Aunque en tema niñxs es menos claro. El “plato de Harvard” se basa en la dieta mediterránea que es la misma con la que trabajo, aunque a lo largo de mi práctica profesional he ido modificando y haciendo variaciones. Puedo decir, pues, que mis dietas son de predominio dieta mediterránea con algunos puntos distintos que la hacen ecléctica; además de hacerlas lo más individualizadas posible.

Y hablando de comida de niñxs hasta los 3 años, prefiero basarme, sobretodo, en la dieta mediterránea, con algunas excepciones y desmontando algunos mitos.

Vamos, ¿pues?

Si estás interesada en saber más sobre alimentación infantil de los 0-3 años, en breve ofreceré herramientas sobre este tema: un curso donde encontraras los requerimientos nutricionales recomendados y donde hablaré de la calidad de los alimentos a aportar; con ejemplos y otros puntos que me parece importante que conozcas.

¡Si te suscribes a mi web, recibirás todas las novedades! ¡Te animo a hacerlo!


https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/multimedia/mayo-clinic-healthy-weight-pyramid/img-20008111
Para mí, la pirámide nutricional que mejor ilustra lo que es una alimentación saludable y equilibrada, en general. O sea que la retocaría para individualizarla a la persona que me consulte. 

  1. https://www.who.int/nutrition/topics/infantfeeding_recommendation/es/
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26792873https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25063312https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16300936  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18386435https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/118634
  3. https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-eating-plate/translations/spanish/ Aquest és l’alimentació saludable considerada per adults, en aquest post parlem de nens i nenes fins als 3 anys.
  4. https://www.eldiario.es/sociedad/azucares_anadidos-alimentacion-salud_0_558544934.html Notícia del 2016.

Pin It on Pinterest

Abrir chat
1
¡Hola! Soy Eulàlia de Espaili ¿puedo ayudarte? ¡escríbeme!
Powered by